Archivo de la etiqueta: Yuri Grigorovich

Ballet Estatal Ruso-“El lago de los cisnes” en Zaragoza

El Ballet Estatal Ruso da vida al clásico El Lago de los Cisnes en la Sala Mozart, el día 23 de noviembre

IRATXE DE ARANTZIBIA/ NOTA DE PRENSA

La Sala Mozart del  Auditorio de Zaragoza acogerá el jueves 23 de noviembre, a las 20.30 horas, el espectáculo El Lago de los Cisnes, interpretado por el Ballet Estatal Ruso, dirigido por el antiguo Primer Bailarín del Teatro Bolshoi de Moscú, Viacheslav Gordeev. Considerado uno de los grandes iconos del ballet, El Lago de los Cisnes alcanzó la fama en su cuarta versión, aquella que reunió la música de Piotr Ilich Tchaikovsky y la coreografía de Marius Petipa y Lev Ivanov. La programación de este espectáculo cuenta con la colaboración del Gobierno de Aragón.

Hitos de la obra. El Teatro Marinsky de San Petersburgo acogió el estreno exitoso de El Lago de los Cisnes, el 15 de enero de 1895. La protagonista del triunfal estreno en el siglo XIX fue Pierina Legnani, quien estableció dos características importantes que han convertido este papel en una verdadera prueba de fuego para cualquier bailarina que desee consagrarse. La primera, el rol dual: Legnani interpretó ambos papeles protagonistas, Odette/Cisne Blanco y Odile/Cisne Negro. La segunda, los 32 fouettés: la Prima Ballerina Assoluta italiana fue la primera en ejecutar los famosos 32 fouettés de la coda del grand pas de deux del III Acto.

El argumento. El Lago de los Cisnes es un cuento de hadas-ballet que narra la historia de amor del príncipe Siegfried y Odette, una princesa convertida cisne por un hechizo del mago Rothbart. En la fiesta de su 21º cumpleaños, Siegfried se entera de que deberá desposarse y un poco alicaído por esta imposición, parte de caza con sus amigos, momento en el que conoce a Odette o el Cisne Blanco, y queda prendada de ella. En el tercer acto, se celebra la fiesta para la elección de esposa y el malvado Rothbart se presenta con su hija Odile, alias el Cisne Negro, quien embauca al príncipe haciéndole creer que es Odette. Sintiéndose traicionada, Odette rechaza a Siegfried, quien se enfrenta a Rothbart. A partir de aquí, difieren los finales posibles entre los más felices y los más trágicos para este inmortal ballet.

Viacheslav Gordeev. Nacido en Moscú en 1948, Viacheslav Gordeev comenzó sus estudios de ballet a la edad de diez años. En 1960, consiguió ser admitido en la Academia de Ballet de Moscú, en unas difíciles pruebas de acceso según las cuales sólo dos bailarines entre 600 solicitantes eran admitidos. Entre sus maestros, se encuentran Piotr Pestov, Asaf Messerer y Leonid Lavrovsky. En sus años de estudiante, cosechó un gran éxito en una gira por París y Londres, interpretando Llamas de París. Recién graduado, Gordeev ingresó en la compañía de ballet del Teatro Bolshoi, en 1968, donde fue ascendido a la categoría de primer bailarín. Tras ganar el Concurso de Bailarines de la Unión Soviética en 1971, dos años después, se hizo el primer premio y la medalla de oro de la segunda edición del Concurso Internacional de Ballet de Moscú. De ahí surgió el famoso dúo formado por Viacheslav Gordeev y Nadezhda Pavlova. Durante su carrera como intérprete, destacó en los roles protagonistas del repertorio clásico y de obras maestras de Yuri Grigorovich como Espartaco. Nombrado Artista del Pueblo de la Unión Soviética, en 1983, se graduó en la Facultad de Periodismo Lomonosov de la Universidad  Estatal de Moscú. Fundó en 1984 el Ballet Estatal Ruso, donde ha ejercido conjuntamente la dirección artística y como coreógrafo de cabecera. En 1992, después de una gira por Europa Occidental, fue galardonado como ‘Mejor Coreógrafo del Año’. Afincado en Moscú, Viacheslav Gordeev busca continuar con la tradición del mejor ballet clásico ruso, sinónimo de belleza, arte y rigor de estilo.

Ballet Estatal Ruso. Establecido en Moscú, el Ballet Estatal Ruso fue fundado en 1984 por la antigua estrella del Bolshoi Viacheslav Gordeev, quien ostenta la dirección artística, además de ser el coreógrafo oficial de la compañía. La filosofía del Ballet Estatal Ruso es la salvaguarda, cuidado y divulgación del amplio patrimonio artístico del ballet clásico. Pero, además, busca potenciar a los jóvenes artistas en su personal búsqueda de nuevos estilos de expresión plástica, mediante la experimentación. El Ballet Estatal Ruso se autodenomina ‘ensemble de solistas’, lo que significa que cada uno de sus miembros tiene una categoría artística, al menos, de solista, es decir, que puede interpretar en cualquier momento un rol solista. Con más de tres décadas de funcionamiento, el Ballet Estatal Ruso cuenta con más de 90 bailarines en la actualidad. Gracias a las giras por escenarios de todo el orbe, la compañía moscovita ha adquirido un gran prestigio a nivel internacional.

Las entradas para el espectáculo de El Lago de los Cisnes ya están a la venta en taquilla, en cajeros de Ibercaja y también se podrán adquirir en https://entradas.ibercaja.es/ .

Los precios de las localidades son de 19 €, 25 €, 29 €, 35 € y 39 €. Existen precios especiales para las escuelas de danza, que van de 13,13 a 27,30 €.   

LOS DATOS

Espectáculo: El Lago de los Cisnes.
Organiza: Global Showtimes Services, SRL.
Colabora: Gobierno de Aragón.
Director: Viacheslav Gordeev.
Compañía: Ballet Estatal Ruso.
Coreografía: Marius Petipa y Lev Ivanov.
Música: Piotr Ilich Tchaikovsky.
Lugar y fecha: Auditorio de Zaragoza-Sala Mozart, 23 de noviembre, a las 20.30 horas.
Entradas: 19 €, 25 €, 29 €, 35 €  y 39 €. Escuelas: 13,13 a 27,30 €.

*Para comprar ENTRADAS, pinche AQUÍ

 Más información: Ballet Estatal Ruso-Auditorio de Zaragoza

 Información de PRENSA: NP-Entradas Venta_Ballet Estatal Ruso+Swan Lake

Detalle de Odette, la princesa convertida en cisne y protagonista de “El Lago de los Cisnes”. © M. Logvinov

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Dantzan: Entrevista a Igor Yebra

(De izda a dcha): Igor Yebra, Natalia Bessmértnova y Yuri Grigorovich. Moscú.

(De izda a dcha): Igor Yebra, Natalia Bessmértnova y Yuri Grigorovich. Moscú.

“La mayor parte de mi carrera ha sido solo, buscándome a mí mismo”

IRATXE DE ARANTZIBIA/ DANTZAN

Inspirada en la ópera “El príncipe Igor” de Alexander Borodin, la premonición de su madre para escoger el nombre de su tercer hijo resultó proverbial. Aunque en sus deseos infantiles anheló ser portero del Athletic, lo cierto es que el camino profesional de Igor Yebra iba a ser otro. Con tímidos contactos con la danza desde siempre pues sus padres habían bailado de forma amateur en el Ballet de la ABAO, no se lo tomó en serio hasta los trece años. Poco después, debutó con el Ballet de Víctor Ullate (1987-1996), etapa que concluyó poniendo un pie en las antípodas, con The Australian Ballet (1997-1999). De forma freelance, Yebra continuó su carrera con invitaciones de compañías de todo el orbe, aunque posteriormente disfrutó de una etapa de mayor estabilidad gracias a las invitaciones permanentes del Ballet de la Ópera de Roma (2002-2012) y el Ballet de la Ópera de Burdeos (2002-2016), donde alcanzó la máxima categoría existente: étoile, es decir, estrella. En 2004, protagonizó un gran hito del ballet mundial: ser el primer bailarín no ruso en interpretar “Iván el terrible” de Yuri Grigorovich en el Palacio del Kremlin. Con casi tres décadas de laureada y premiada trayectoria a sus espaldas, en 2016 se retiró de Burdeos para abrir una nueva etapa profesional. Quién sabe si la escuela que inauguró en su Bilbao natal hace diez años sea su nuevo horizonte. No busca ser ejemplo de nada, huye de los estereotipos y es consciente de lo “surrealista” de su carrera, a sus cuarenta y tantos años –evita desvelar su edad-, Igor Yebra habla sin tapujos y con una dosis de sinceridad poco habitual, de toda su trayectoria profesional.

¿En qué momento de su carrera se encuentra?

Estoy en una nueva fase de mi carrera que pueden ser muchas cosas o puede ser nada. No puedo concretar más porque hay campos abiertos que hay que ver por dónde fluyen. Hay pocos bailarines que hayan sabido hacer transiciones y esto es otro momento de evolución. No puedo pretender bailar ahora lo mismo que bailaba hace diez años, porque no me interesa. Cuando yo hacía las funciones, siempre pensaba que quizás podía ser la última vez que hiciera ese espectáculo. Para qué te voy a contar el plan si igual no estoy mañana. Me gustaría hacer cosas diferentes, adecuadas a lo que puedo hacer de calidad. Uno de los motivos de abrir la escuela era tener libertad y así me estaba quitando una presión de encima. La mayoría de los bailarines no piensan en después qué. Sé que no hay un mañana seguro, pero si lo hay, algo tienes que tener planificado.

Leer entrevista completa

Igor Yebra interpretando "Ícaro" de Serge Lifar, papel con el que debutó con el Ballet de la Ópera de Burdeos. ©Sigrid Colomyes.

Igor Yebra interpretando “Ícaro” de Serge Lifar, papel con el que debutó con el Ballet de la Ópera de Burdeos. © Sigrid Colomyes.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Dantzan: Igor Yebrari elkarrizketa

Igor Yebra eta Carla Fracci ©Igor Yebraren artxiboa

Igor Yebra eta Carla Fracci ©Igor Yebraren artxiboa

Igor Yebra: “Bakarrik egin dut ia ibilbide guztia, nire buruaren bila”

IRATXE DE ARANTZIBIA/ DANTZAN

Alexander Borodinen Igor printzea operan inspiratuta, amak bere hirugarren semea aukeratzean izandako bihozkada ezin hobea izan zen. Haurra zenean Athleticeko atezain izan nahi bazuen ere, Igor Yebraren ibilbide profesionala bestelakoa izan zen. Betitik izan zuen dantzarekin kontaktua, bere gurasoek ABAO Balletean dantzatu zutelako. Hamahiru urterekin hasi zen serioski dantzatzen. Handik gutxira Victor Ullate Balletean egin zuen debuta (1987-1996); antipodetan, Australian Balleten amaitu zuen aro hura (1997-1999). Mundu osoko konpainiek gonbidatuta dantzatzen jarraitu zuen bere ibilbidea Yebrak, freelance gisa, nahiz eta gerora egonkortasun handiagoko aroa bizi izan zuen Erromako Operako Balletaren (2001-2002) eta Bordeleko Operako Balletaren (2002-2016) etengabeko gonbidapenekin. Bordelen lortu zuen kategoria gorena: étoile (izarra). 2004an balletaren munduan mugarri bat ezarri zuen: Yuri Grigorovichen Ivan Izugarriaren papera jokatu zuen lehen dantzari ez errusiarra izan zen Kremlineko jauregian. Ia hiru hamarkadako ibilbide sarituarekin eta goraipatuarekin, Bordelen erretiratu da 2016an, bere ibilbidean aro profesional berri bati ekiteko. Nork ote daki Bilbon, bere jaioterrian, duela hamar urte irekitako eskola ez ote den aro berri horren oinarria. Ez du ezeren eredu izan nahi, ihes egiten die estereotipoei eta badaki ibilbide “surrealista” izan duela. Berrogeita piko urterekin —ez du adinik esaten—, Igor Yebrak itzulingururik gabe hitz egin digu bere ibilbideari buruz, ohikoa ez den zintzotasunarekin.

Zure ibilbideko zein unetan zaude?

Fase berri batean nago. Gauza asko etor litezke edo batere ez. Ezin dut gehiago zehaztu, hainbat esparru ireki ditudalako eta zer ematen duten ikusi behar dudalako. Trantsizioa egiten jakin izan duten dantzari gutxi dago, eta hau beste eboluzio-une bat da. Ezin dut pentsatu duela hamar urte dantzatzen nuen guztia dantzatzea, ez zaidalako interesatzen. Emanaldiak egiten nituenean, beti pentsatzen nuen akaso ikuskizun hura egingo nuen azken aldia izango zela. Zertarako kontatuko dizut plangintza, agian bihar hemen ez banaiz egongo? Gauza desberdinak egitea gustatuko litzaidake, egin dezakadanaren kalitatera egokitutakoak. Eskola irekitzearen arrazoietako bat zen askatasuna izatea, eta hala gainetik presioa ken nezakeen. Dantzari gehienek ez dute pentsatzen gero zer datorren. Badakit etorkizunak ez digula ezer ziurtatzen, baina ezer ziurra suertatuz gero, hobe plangintza bat prestatuta edukitzea.

Gehiago irakurri

Charles Jude eta Igor Yebra, Giselle prestatzen, Bordeleko Operako Balletarekin. ©Igor Yebraren artxiboa.

Charles Jude eta Igor Yebra, Giselle prestatzen, Bordeleko Operako Balletarekin. ©Igor Yebraren artxiboa.

Etiquetado , , , , , , , ,

Gala de Laureados-Benois de la Danse 2016

Lauren Cuthbertson y Edward Watson, de The Royal Ballet, ofrecieron un fragmento de “Romeo y Julieta” de Kenneth MacMillan. © Foto: Jack Devant.

Lauren Cuthbertson y Edward Watson © Foto: Jack Devant.

El teatro también baila, CRÍTICA

IRATXE DE ARANTZIBIA/ DANZAHOY.COM

El cuarto centenario del fallecimiento de William Shakespeare (1564-1616) fue el eje temático escogido por el Festival Internacional de Ballet Benois de la Danse, para la gala que reunió a galardonados en diferentes ediciones. Cómo han visto los ojos de diferentes coreógrafos a lo largo de la historia del ballet las obras de “El Bardo de Avon” es un buen punto de partida para un espectáculo más comedido en su duración que el día anterior. En apenas tres horas, desfilaron por el escenario del Teatro Bolshoi de Moscú, cuatro versiones coreográficas de “Romeo y Julieta”, dos de “La fierecilla domada”, “Otelo” y “Hamlet”, y una de “Macbeth”, “La tempestad” y “As you like it”.

Leer artículo completo

Lauren Cuthbertson y Edward Watson, de The Royal Ballet, ofrecieron un fragmento de “Romeo y Julieta” de Kenneth MacMillan. © Foto: Jack Devant.

Lauren Cuthbertson y Edward Watson, de The Royal Ballet, ofrecieron un fragmento de “Romeo y Julieta” de Kenneth MacMillan. © Foto: Jack Devant.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,