Archivo de la etiqueta: Charles Jude

Dantzan: Entrevista a Igor Yebra

(De izda a dcha): Igor Yebra, Natalia Bessmértnova y Yuri Grigorovich. Moscú.

(De izda a dcha): Igor Yebra, Natalia Bessmértnova y Yuri Grigorovich. Moscú.

“La mayor parte de mi carrera ha sido solo, buscándome a mí mismo”

IRATXE DE ARANTZIBIA/ DANTZAN

Inspirada en la ópera “El príncipe Igor” de Alexander Borodin, la premonición de su madre para escoger el nombre de su tercer hijo resultó proverbial. Aunque en sus deseos infantiles anheló ser portero del Athletic, lo cierto es que el camino profesional de Igor Yebra iba a ser otro. Con tímidos contactos con la danza desde siempre pues sus padres habían bailado de forma amateur en el Ballet de la ABAO, no se lo tomó en serio hasta los trece años. Poco después, debutó con el Ballet de Víctor Ullate (1987-1996), etapa que concluyó poniendo un pie en las antípodas, con The Australian Ballet (1997-1999). De forma freelance, Yebra continuó su carrera con invitaciones de compañías de todo el orbe, aunque posteriormente disfrutó de una etapa de mayor estabilidad gracias a las invitaciones permanentes del Ballet de la Ópera de Roma (2002-2012) y el Ballet de la Ópera de Burdeos (2002-2016), donde alcanzó la máxima categoría existente: étoile, es decir, estrella. En 2004, protagonizó un gran hito del ballet mundial: ser el primer bailarín no ruso en interpretar “Iván el terrible” de Yuri Grigorovich en el Palacio del Kremlin. Con casi tres décadas de laureada y premiada trayectoria a sus espaldas, en 2016 se retiró de Burdeos para abrir una nueva etapa profesional. Quién sabe si la escuela que inauguró en su Bilbao natal hace diez años sea su nuevo horizonte. No busca ser ejemplo de nada, huye de los estereotipos y es consciente de lo “surrealista” de su carrera, a sus cuarenta y tantos años –evita desvelar su edad-, Igor Yebra habla sin tapujos y con una dosis de sinceridad poco habitual, de toda su trayectoria profesional.

¿En qué momento de su carrera se encuentra?

Estoy en una nueva fase de mi carrera que pueden ser muchas cosas o puede ser nada. No puedo concretar más porque hay campos abiertos que hay que ver por dónde fluyen. Hay pocos bailarines que hayan sabido hacer transiciones y esto es otro momento de evolución. No puedo pretender bailar ahora lo mismo que bailaba hace diez años, porque no me interesa. Cuando yo hacía las funciones, siempre pensaba que quizás podía ser la última vez que hiciera ese espectáculo. Para qué te voy a contar el plan si igual no estoy mañana. Me gustaría hacer cosas diferentes, adecuadas a lo que puedo hacer de calidad. Uno de los motivos de abrir la escuela era tener libertad y así me estaba quitando una presión de encima. La mayoría de los bailarines no piensan en después qué. Sé que no hay un mañana seguro, pero si lo hay, algo tienes que tener planificado.

Leer entrevista completa

Igor Yebra interpretando "Ícaro" de Serge Lifar, papel con el que debutó con el Ballet de la Ópera de Burdeos. ©Sigrid Colomyes.

Igor Yebra interpretando “Ícaro” de Serge Lifar, papel con el que debutó con el Ballet de la Ópera de Burdeos. © Sigrid Colomyes.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Dantzan: Igor Yebrari elkarrizketa

Igor Yebra eta Carla Fracci ©Igor Yebraren artxiboa

Igor Yebra eta Carla Fracci ©Igor Yebraren artxiboa

Igor Yebra: “Bakarrik egin dut ia ibilbide guztia, nire buruaren bila”

IRATXE DE ARANTZIBIA/ DANTZAN

Alexander Borodinen Igor printzea operan inspiratuta, amak bere hirugarren semea aukeratzean izandako bihozkada ezin hobea izan zen. Haurra zenean Athleticeko atezain izan nahi bazuen ere, Igor Yebraren ibilbide profesionala bestelakoa izan zen. Betitik izan zuen dantzarekin kontaktua, bere gurasoek ABAO Balletean dantzatu zutelako. Hamahiru urterekin hasi zen serioski dantzatzen. Handik gutxira Victor Ullate Balletean egin zuen debuta (1987-1996); antipodetan, Australian Balleten amaitu zuen aro hura (1997-1999). Mundu osoko konpainiek gonbidatuta dantzatzen jarraitu zuen bere ibilbidea Yebrak, freelance gisa, nahiz eta gerora egonkortasun handiagoko aroa bizi izan zuen Erromako Operako Balletaren (2001-2002) eta Bordeleko Operako Balletaren (2002-2016) etengabeko gonbidapenekin. Bordelen lortu zuen kategoria gorena: étoile (izarra). 2004an balletaren munduan mugarri bat ezarri zuen: Yuri Grigorovichen Ivan Izugarriaren papera jokatu zuen lehen dantzari ez errusiarra izan zen Kremlineko jauregian. Ia hiru hamarkadako ibilbide sarituarekin eta goraipatuarekin, Bordelen erretiratu da 2016an, bere ibilbidean aro profesional berri bati ekiteko. Nork ote daki Bilbon, bere jaioterrian, duela hamar urte irekitako eskola ez ote den aro berri horren oinarria. Ez du ezeren eredu izan nahi, ihes egiten die estereotipoei eta badaki ibilbide “surrealista” izan duela. Berrogeita piko urterekin —ez du adinik esaten—, Igor Yebrak itzulingururik gabe hitz egin digu bere ibilbideari buruz, ohikoa ez den zintzotasunarekin.

Zure ibilbideko zein unetan zaude?

Fase berri batean nago. Gauza asko etor litezke edo batere ez. Ezin dut gehiago zehaztu, hainbat esparru ireki ditudalako eta zer ematen duten ikusi behar dudalako. Trantsizioa egiten jakin izan duten dantzari gutxi dago, eta hau beste eboluzio-une bat da. Ezin dut pentsatu duela hamar urte dantzatzen nuen guztia dantzatzea, ez zaidalako interesatzen. Emanaldiak egiten nituenean, beti pentsatzen nuen akaso ikuskizun hura egingo nuen azken aldia izango zela. Zertarako kontatuko dizut plangintza, agian bihar hemen ez banaiz egongo? Gauza desberdinak egitea gustatuko litzaidake, egin dezakadanaren kalitatera egokitutakoak. Eskola irekitzearen arrazoietako bat zen askatasuna izatea, eta hala gainetik presioa ken nezakeen. Dantzari gehienek ez dute pentsatzen gero zer datorren. Badakit etorkizunak ez digula ezer ziurtatzen, baina ezer ziurra suertatuz gero, hobe plangintza bat prestatuta edukitzea.

Gehiago irakurri

Charles Jude eta Igor Yebra, Giselle prestatzen, Bordeleko Operako Balletarekin. ©Igor Yebraren artxiboa.

Charles Jude eta Igor Yebra, Giselle prestatzen, Bordeleko Operako Balletarekin. ©Igor Yebraren artxiboa.

Etiquetado , , , , , , , ,

1er. Concurso de Jóvenes Coreógrafos de Biarritz

"Prince" de Martin Harriague. ® Olivier Houeix

“Prince” de Martin Harriague. ® Olivier Houeix

El bayonés Martin Harriague consiguió la segunda posición y obtuvo los Premios del Público y de los Profesionales

IRATXE DE ARANTZIBIA/SAUTDEBASQUE

La Gare du Midi de Biarritz acogió el pasado domingo, la primera edición del Concurso para Jóvenes Coreógrafos, impulsado al alimón por el Ballet de la Ópera Nacional de Burdeos y el Malandain Ballet Biarritz. Tras una preselección a la que concurrieron 32 propuestas, finalmente, el escenario biarrota mostró el trabajo de seis candidatos que optaban a dos premios del Jurado y los galardones del público y los profesionales, a los que se sumó a última hora uno más por parte de la Fundación de la Danza. El Jurado estuvo compuesto por insignes figuras de la danza en Francia: Hélène Trailine (Bailarina Estrella y directora del Ballet del Théâtre Français de Nancy), Kader Belarbi (Bailarín Estrella y director del Ballet del Capitolio de Toulouse), Ivan Cavallari (Bailarín Estrella y director del CCN Ballet del Rhin), Charles Jude (Bailarín Estrella y director del Ballet de la Ópera Nacional de Burdeos) y Thierry Malandain (Coreógrafo y director del CCN Malandain Ballet Biarritz).

Dividido en dos partes, el espectáculo se inició con “Love, fear, loss” del brasileño Ricardo Amarante, continuó con “Oui” del galo Yvon Demol y “Moving resonance” del ruso Vitali Safronkine (coreógrafo de Uniqart Dance Company). El segundo acto estuvo compuesto por “To be continued” de la alemana Xenia Wiest, “Prince” del bayonés Martin Harriague y finalizó con “The cooking show” del español Olaf Kollmannsperger. Tras las consabidas deliberaciones, el Jurado otorgó el Primer Premio -compuesto por una creación para el Ballet de la Ópera Nacional de Burdeos- a Xenia Wiest y el Segundo Premio -compuesto por una creación para el Malandain Ballet Biarritz- a Martin Harriague, quien también se alzó con los galardones del Público y de los Profesionales. La Fundación de la Danza concedió su galardón a Ricardo Amarante. La velada se clausuró con una brillante recepción en el Hotel du Palais, donde se reunieron los participantes, el Jurado, periodistas/críticos de danza y miembros de la organización.

(de izda a dcha): Richard Flahaut (Presentador), Vitali Safronkine (Uniqart Dance Company), Kader Belarbi (Jurado), Hélène Trailine (Jurado), Ivan Cavallari (Jurado), Xenia Wiest (Primer Premio), Charles Jude (Jurado), Thierry Malandain (Jurado), Martin Harriague (Segundo Premio, Premio Público y Premio Profesionales), Ricardo Amarante (Premio Fundación de la Danza), Olaf Kollmansperger (participante) e Yvon Demol (participante). Gare du Midi de Biarritz, 24 Abril 2016. ® Olivier Houeix

(de izda a dcha): Richard Flahaut (Presentador), Vitali Safronkine (Uniqart Dance Company), Kader Belarbi (Jurado), Hélène Trailine (Jurado), Ivan Cavallari (Jurado), Xenia Wiest (Primer Premio), Charles Jude (Jurado), Thierry Malandain (Jurado), Martin Harriague (Segundo Premio, Premio Público y Premio Profesionales), Ricardo Amarante (Premio Fundación de la Danza), Olaf Kollmansperger (participante) e Yvon Demol (participante). Gare du Midi de Biarritz, 24 Abril 2016. ® Olivier Houeix

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,