La Intrusa Danza, “Ataraxia”

'Ataraxia' de La Intrusa DanzaBurbuja dadaísta, CRÍTICA

IRATXE DE ARANTZIBIA/ EL DIARIO VASCO

El Dadaísmo fue un movimiento cultural de principios del siglo XX que propugnaba la oposición al concepto de razón y la negación de todas las convenciones artísticas. Sería una especie de ‘anti-arte’. Algo de su influjo aún permanece, ya que ‘Ataraxia’, undécima obra de La Intrusa Danza emerge como una propuesta sin sentido. El término griego ‘ataraxia’ hace referencia a un estado anímico de equilibrio emocional, sin pasiones ni emociones. Si la intención es provocar dicha sensación en el espectador, prueba superada. No en vano, otros espectáculos de la compañía tales como ‘Pobres bestias’ (2009) o ‘Tres tristes stripteases’ (2003) también persiguen esa línea.

Leer artículo completo

Anuncios
Etiquetado , , ,

Un pensamiento en “La Intrusa Danza, “Ataraxia”

  1. Marc Sans dice:

    Pues a mi produjo el efecto contrario. Salí con las emociones a flor de piel. Y si, le encontré sentido. Un contenido potente incluso. Y no creo haber sido el único en tener esta impresión. He visto mucha danza, he sido abonado a teatros que se consideran de calidad durante diversos años y el espectáculo de “La intrusa” me pareció bueno. Otra cosa son los parámetros con los que uno se rige a la hora de observar el arte. Evidentemente si uno basa sus parámetros con la visión estética, humana y del arte del siglo XIX o XX, este espectáculo no lo entiende. Ni si quiera se emociona porque la predisposición de una persona que está acomodada y anclada en la visión meramente ortodoxa, estética y elitista de la danza suele tener prejuicios previos al ver cosas “diferentes”, que arriesgan. Pero el mundo ha cambiado y con él también las personas (que no todas, desgraciadamente), la danza y el arte, tanto en su expresión como en su función. Otra cosa es que la nostalgia arraigada te haga hablar del dadaísmo ( como leyendo una enciclopedia de Ernst Gombrich estudiada a codazos o peor aun de Wikipedia) y que la mayoría de las críticas que he leído suyas ( Y lo digo con respeto hacia su trabajo, hacia su persona y con admiración al esfuerzo e implicación que pone en sus artículos) son excesivamente conservadoras, con olor un añejo vinculado a la protección desbocada a esa élite obsoleta y polvorienta dancística que a parte de la línea puramente estética y con vocación de impresionar sin más, aporta poco de nuevo y no llevan a parajes desconocidos. Merecen ser comparados a deportistas de élite ( sin desmerecer PARA NADA el esfuerzo y sacrifício de esa gran profesión que es el deporte, algunos de ellos emocionan tanto como un bailarín del ABT). Pero ¿algo tiene que haber que diferencie el deporte de alto nivel de la danza?, digo yo…

    Yo me puedo emocionar viendo una “Esmeralda” pero su contenido seguirá siendo meramente histórico, técnico y con una expresión de otro tiempo, un museo vivo legado de un pasado sin más contenido que el narrativo que podría escribir en programa de un teatro. En cambio en el mundo ahora están pasando cosas, hay vida, movimiento, dudas y mil y un acontecimientos que van más allá de Vaganova y Balanchine (respetando y honorando a estas dos grandes figuras de su época, que ya tuvieron su momento). Hay preguntas sin respuesta y respuestas sin pregunta y claves que proponer al público o sugerir, para hacer de este mundo algo que valga aun más la pena. Y al público que vive atrapado en el XIX se le quiere intentar sacudir el seso, la materia gris y emocionarlo (siempre que no sea terco y se deje llevar.) Y esa para mi es la función del arte (podría ser una opinión mía, pero hablando con muchos muchos artistas, coincidimos en que esa es una de las grandes características).

    Vuelvo a repetir, respeto el pasado. Pero hay un presente al que atender y “La Intrusa” es una compañía que se implica en él, que investiga, que trabaja, que crea. Se merece más que esto. No entiendo porque hace tan relevante (junto con decir que le ha parecido una obra carente de sensibilidad) la comparación con el dadaísmo, ¿será que le vino a la mente que este tipo de corriente rechaza las convenciones artísticas y a los burgueses que protegían un arte que consideraban obsoleto? Si lo dices por eso, da mucho que pensar.

    Pues nada, que me encanta haber podido opinar y comentar su visión de hacer crítica a partir de un pequeño desacuerdo referente a la calidad del espectáculo “Ataraxia”. Espero que siga ofreciendo su trabajo y que no deje de ver espectáculos que la saquen del terreno al que está acostumbrada y de su entorno habitual. La materia gris es plástica y está muy bien cambiar de caminos, ver más allá de un pas de chat bien ejecutado e interpretado (que es un tipo de creación artística que tiene un valor que no es nuevo y con el cual yo también disfruto y no discuto) Pero ábrase al mundo haga el favor, tonifique la mente, oxigenémonos todos. Lo digo porque esto es lo que me trasmiten sus líneas, sus artículos: hermetismo.

    Vaya a ver otros museos, observe con otros ojos que se cuece en la calle, vea gente diferente a la que ve normalmente, abra su círculo, revise sus definiciones de arte, viaje por el mundo y si ya hace todo esto… sencillamente “cierre los ojos” y vea que danza hay mucha mas de la que escribe. La animo a que amplíe los horizontes artículos, siempre desde el respeto.

    Saludos Cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: